Reservorio de libertad y sentido humano

¿Habrá algo más relevante en la existencia humana que la libertad y el sentido, que iluminar el enigma del origen no determinado de las decisiones y del destino que va más allá de la existencia individual?

En una existencia libre y con sentido, el individuo tomará decisiones cuyo origen no se encontrará en su biología, su psiquis ni en alguna entidad inmaterial, y su existencia no se oxidará ni se consumirá en la muerte, no se irá toda ella en su última palabra y suspiro.

Será en la relación íntima entre el adulto y el infante donde estas cuestiones insistirán con mayor fuerza. En esta relación el adulto se preguntará por la buena existencia del infante y no podrá obviar eso que es lo más relevante: la libertad y el sentido de su existencia. Y lo sublime, lo más luminoso en la existencia del adulto será la respuesta en que le ofrece al infante que sea libre; en esa respuesta, su destino irá más allá de su existencia y, aunque el adulto no lo habrá buscado, toda su existencia brillará de sentido.

En la sociedad contemporánea se ha extendido un manto oscuro y pesado sobre la libertad y el sentido. Pero, cada vez que el adulto se relaciona íntimamente con el infante -sin asfixiarle con las formas del mundo adulto- se abrirá el reservorio de la libertad y el sentido, y de ese reservorio se escapará, como agua que brota de un manantial, el esplendor de la existencia humana.

Fundación Cinco Pieles

Créditos imagen: pintura Concurso Aquí Vivo Yo – Corporación Crearte.